BioShock Wiki
Advertisement
Booker DeWitt
Bioshockinfiniteartworks7.jpg
Información
Nacimiento 1874
Lugar de nacimiento Estados Unidos
Parientes Sra. DeWitt (esposa; fallecida)

Elizabeth (hija)

Descripción física
Género Hombre
altura 1.86m
Color de cabello Castaño
Color de ojos Verdes
Información extra
Aparece en BioShock Infinite
Actor de voz Iñaki Crespo (en español)

Troy Baker (en inglés)

[Cómo usar esta plantilla]

Booker DeWitt es el protagonista de BioShock Infinite, a quien el jugador controla a lo largo del juego. Booker es un investigador privado y, antes de su reciente llegada en Columbia, un ex agente de Pinkerton. Aceptó un acuerdo para saldar sus deudas de apuestas al ir a la ciudad flotante de Columbia y recuperar a una chica llamada Elizabeth que se encontraba ahí. A lo largo de la historia, Booker revela sus experiencias pasadas, y demuestra su capacidad de tomar decisiones independientes del jugador.

A diferencia de los otros personajes protagonistas de los juegos de BioShock, Booker DeWitt tiene su propia identidad.

Según su ficha de Pìnkerton's, Booker es un hombre de 1.86m de estatura y 86kg de peso, aproximadamente; piel blanca, de ojos verdes. Tiene una cicatriz en el ojo derecho.

Historia[]

¡ADVERTENCIA DE SPOILERS!

Booker DeWitt nació el 19 de abril de 1874. A la edad de dieciséis años, formó parte del 7º Regimiento de Caballería del ejército de los Estados Unidos, y estuvo presente en la batalla de Wounded Knee. Debido a sus actos terribles en la batalla, otros miembros de su regimiento le dieron el apodo de "El Indio blanco", debido a su hábito de tomar trofeos de sus víctimas y su insinuada ascendencia nativa americana.

Después de la batalla, lleno de culpa, Booker asistió a un bautizo en un río liderado por el predicador Witting, para renacer en un nuevo hombre y absolver su pasado. Sin embargo, Booker rechazó su bautismo antes de ser completado.

Entre 1891 y 1892, Booker se casó con Annabelle Watson y en 1892, cuando tenía dieciocho años, su esposa estaba embarazada de su hija. Sin embargo, la esposa de Booker murió al dar a luz a la niña, quien sería llamada igual que su madre, Annabelle "Anna" DeWitt. Tratar con las cicatrices de la batalla de Wounded Knee, el dolor de la muerte de su esposa y el estrés de ser un padre soltero hizo que Booker cayera en el alcoholismo y el juego. Más tarde, Booker se convirtió en un agente de Pinkerton. Fue encargado de romper la huelga de los esfuerzos sindicales hasta que fue expulsado debido a su uso de métodos extremos en el trabajo. Tras su andadura en la Agencia Pinkerton, se convirtió en un investigador privado, pero su alcoholismo y la adicción a los juegos de azar se mantuvieron. Finalmente, Booker se llenó de deudas con personas a las que, según él, nadie quisiera deberles dinero.

En algún momento, Booker se encontró con un hombre misterioso, que le ofreció un contrato hecho por el entonces Padre Comstock para limpiar la deuda de Booker a cambio de Anna. El 8 de octubre de 1893, Booker a regañadientes la entregó, pero se arrepintió de su decisión inmediatamente y siguió al agente de Comstock. Booker encontró al hombre junto a Anna en un callejón, cerca de un extraño portal con una mujer dentro. Booker intentó sin éxito arrebatarle a Anna de los brazos de Comstock, logrando este apartarlo. Comstock logró llevarse consigo a Anna, no sin que la pequeña intentara acercarse a Booker antes del cierre del portal, cortando su dedo meñique en el proceso de cierre. Lleno de remordimiento, Booker cayó aún más en el alcoholismo, y sus hábitos de juego empeoraron. Con el tiempo se marcó la mano con las iniciales de Anna, "AD" (Annabelle DeWitt), como un recordatorio y penitencia de su fracaso.

Casi veinte años después, Booker se reencontró con la misma pareja que vio el día que se llevaron a Anna, quienes se presentaron en su oficina al abrir un portal que los traía de un pequeño muelle en el Atlántico. Los extraños le ofrecieron ir a buscar a una chica, la cual no sólo saldaría sus nuevas deudas hechas con el tiempo a causa del remordimiento; sino que lo redimiría por sus malas acciones. Booker terminó aceptando el trato, aun teniendo dudas de cómo eso podría redimirlo. En el momento que cruzó el portal, DeWitt sufrió un leve coma como efecto secundario de haber entrado a la nueva realidad y todos sus recuerdos fueron bloqueados, los cuales a su vez comenzaron a crear nuevos y dejando a Booker con la idea base de que debía traer a la chica a Nueva York para saldar una deuda.

Con el recuerdo de "Trae a la chica, y saldarás tu deuda" ocurrido hace 20 años convertido en su misión actual, DeWitt despertó junto a la pareja remando un bote de remos y discutiendo sobre cómo los recuerdos alterados de Booker confirmaban la teoría del hombre misterioso sobre la pérdida y la modificación de la memoria en relación con los efectos secundarios de los viajes trans-dimensionales. En cuanto llegaron a un faro en medio del mar, Booker dejó la embarcación y entró en el lugar para cumplir con su cometido.

BioShock Infinite[]

Llegada a Columbia[]

Booker DeWitt.jpg

El 6 de julio de 1912, Booker DeWitt llegó a la ciudad flotante de Columbia por medio de un servicio de transporte que se elevó a la ciudad tras despegar desde el faro. Al llegar al Centro de Bienvenida, un santuario dedicado a Zachary Hale Comstock y su difunta esposa, Lady Comstock, se dispuso a buscar una salida, la cual estaba siendo protegida por un reverendo que solo lo dejaría pasar tras ser bautizado. Booker aceptó hacer la ceremonia y el párroco estuvo a punto de ahogarlo en su entusiasmo. Tras perder el conocimiento, DeWitt tuvo un sueño con abrir la puerta de su oficina de Nueva York, solo para encontrar la ciudad ardiendo a su alrededor y poco después despertar fuera del santuario.

Estando fuera del convento, Booker exploró Columbia e interactuó con la feria que se celebraba en toda la ciudad. El principal objetivo de Booker era encontrar a la chica, llamada Elizabeth, en su torre en Monument Island. Durante su paseo, recibió un telegrama misterioso que le advertía de no llamar la atención de Comstock y que no tomara el número 77. Poco después encontró a los emisarios de dicho mensaje, los "hermanos" Rosaline y Robert Lutece, quienes le hicieron un breve experimento al lanzar una moneda antes de dejarlo seguir. Siguiendo con su camino, DeWitt descubrió que Comstock era el líder del partido político y religioso de Columbia, los Fundadores, y que había advertido a los ciudadanos sobre la venida de un "Falso Pastor", el cual intentaría, según Comstock, lastimar al "Cordero de Columbia". Lo más extraño era que el Profeta afirmaba que se podía identificar al Falso Pastor por una marca (AD) en su mano en la mano derecha, igual a la que Booker tenía.

Dentro de la feria, luego probar su primer vigorizador, fue a la rifa y terminó participando al tomar una pelota con el número 77. DeWitt resultó el ganador y el premio fue ser el primero en lanzar la pelota contra una pareja interracial atada sobre un escenario. Estando a punto de lanzar la pelota (ya sea a la pareja o al maestro de ceremonias, Jeremiah Fink), un guardia lo detuvo y resaltó su marca en la mano. El público se alteró y Booker se vio obligado a matar a los oficiales con el gancho aéreo que robó a uno. Teniendo a toda la seguridad de Columbia yendo tras su pista, tuvo que abrirse paso por la ciudad hasta finalmente llegar a la torre de Elizabeth.

Conocer a Elizabeth[]

DeWitt logró llegar a Monument Island y entró para descubrir un gran laboratorio con un apartamento en el centro, donde la chica que buscaba había sido encerrada y puesta en observación ahí toda su vida. A través de una de las ventanas de observación de la sala, vio a Elizabeth crear una ventana a otro mundo a través de su pintura de la Torre Eiffel. Esto mostró un Paris en 1985 por unos instantes. Investigando el techo, Booker accidentalmente rompió una trampilla sobre la biblioteca de la chica, quien al principio con miedo lo ataca arrojándole libros. Tras calmarse y entender que Booker era una persona de verdad, accedió a acompañarlo a escapar de su torre. Fueron entonces perseguidos y atacados por un enorme pájaro mecanizado que cuidaba de la estructura.

Tras perder a la bestia cayendo en la playa de una de las islas flotantes, Elizabeth se alejó de Booker para disfrutar de su nueva libertad. Hizo oidos sordos a sus indicaciones hasta que la convenció de huir a Paris en el dirigible Primera Dama. Con Elizabeth dispuesta a seguirlo, Booker pudo ir sin muchas complicaciones en busca del dirigible. Fue entonces que descubrió que la chica tenía la capacidad de abrir entradas a otras realidades llamadas desgarros y que estos podían ser útiles durante el combate.

Salón de los héroes[]

Al llegar a la línea de aerocarriles del Aeródromo del Primera Dama, Booker y Elizabeth se encuentran con que había terminado su servicio, y necesitaban el poder utilizar alguna otra fuente de energía eléctrica. Deciden viajar al Salón de los héroes para encontrar dicha fuente de energía (Jinete eléctrico), se encuentran con un viejo camarada de guerra de Booker llamado Cornelius Slate. Este se mostraba desilusionado por las mentiras de Comstock acerca de su presencia en la batalla de Wounded Knee y su subvaloración de los esfuerzos de los verdaderos soldados. Slate había tomado el control del lugar, y Booker y Elizabeth deberán abrirse paso dentro para recuperar el Jinete eléctrico.

En el interior del edificio de Slate, este reveló a Elizabeth que Booker estuvo presente en la batalla de Wounded Knee, y que a diferencia de Comstock, Booker es un verdadero soldado. No queriendo recordar o encontrar la gloria en su lamentable pasado, Booker intenta distanciarse de los comentarios de Slate, asegura a Elizabeth que nada de lo que Slate comenta era realmente bueno. Posteriormente, luchan a través de las exposiciones del Salón de Wounded Knee y la Rebelión Bóxer, ya que Slate seguía enviando a sus soldados contra Booker para que este pudiera "morir como un soldado".

Cuando Booker finalmente se enfrenta a Slate, quien custodiaba el vigorizador Jinete eléctrico, el hombre pide que le mate. (Si Booker decide no matar a Slate, el hombre se levanta contra él, alegando a Booker que no es más que una de los “hombres de hojalata” de Comstock. Caso contrario, Slate felizmente comenta que Booker no ha cambiado nada desde sus días en el ejército. Este comentario deja a Booker sacudido, y hace que Elizabeth haga comentarios y observaciones sobre esto.)

Al tomar el control del Primera Dama, Elizabeth descubrió el verdadero plan de Booker de llevarla a Nueva York y rompió en llanto. Al no estar seguro de qué hacer, Booker intentó consolarla, solo para que la joven lo golpease con una llave y lo dejase inconsciente. Elizabeth intentó poner en marcha el dirigible a París por su cuenta, pero la nave fue tomada por miembros de Vox Populi, un movimiento anarcopopulista anti-Fundadores, encabezado por Daisy Fitzroy, que reclamó el transporte como su nueva base de operaciones. Cuando Booker despertó, se encontró con Fitzroy y los Vox, quienes ofrecieron devolverle el control del dirigible si este les conseguía municiones y armamento para su causa. DeWitt termina abandonado en Finktown, distrito donde operaba Jeremiah Fink, y se dispuso a buscar a Elizabeth. Tras una larga persecución, el dúo se reconcilió y volvieron a ser socios para recuperar el Primer Dama.

El problema del armero[]

Buscando a alguien que les proveyera las armas, recurrieron a un armero de Finktown llamado Chen Lin, quien se hallaba en su local. Al llegar descubrieron que el fabricante había sido raptado por los hombres de Fink y, con ayuda de la Sra. Lin, encontraron el lugar donde lo habían encerrado para interrogarlo, el Club Good Time. Dentro del club, Fink propuso a Booker convertirlo en su nuevo jefe de seguridad, a lo que siguen enfrentamientos con los guardias a modo de prueba para ver si él era el indicado. Al rechazar el puesto, fueron a las celdas del sótano para buscar al armero, encontrándolo muerto en una sala de interrogatorio.

Estando en un callejón sin salida, Elizabeth propuso abrir un desgarro por completo para entrar en una dimensión donde el Sr. Lin estuviera vivo, a lo que Booker accedió bajo el riesgo de que ya no podrían volver a su realidad. Tras abrir el desgarro por completo, vieron que el armero ya no estaba muerto en la habitación. No obstante, aquel mundo tenía más cambios de lo que esperaban. Las celdas estaban atestadas de prisioneros, los guardias que Booker mató para entrar en la realidad pasada estaban en un estado entre la vida y la muerte a raíz del cambio de universo y la Sra. Lin había pasado de ser china a blanca. Cuando los socios regresaron a la armería, vieron que el fabricante había perdido la cordura cuando la policía confiscó sus herramientas, por lo que tuvieron que bajar a los barrios bajos de la ciudad para llegar a la comisaría.

Dentro de la estación encontraron las herramientas guardadas en una bodega. Sin embargo, no había forma de traerlas a la armería. Una vez más, Elizabeth abrió por completo otro desgarro y se les presentó un mundo donde el equipo había sido reemplazado por armas. Ya fuera de la comisaría, se estaba librando una feroz batalla entre la policía y los Vox, dando a entender que en la nueva realidad Vox Populi había logrado iniciar su revolución. Extrañados, decidieron volver a la armería, descubriendo de paso que en este mundo Booker estaba muerto y era un mártir de los Vox. Habiendo descubierto que Chen Lin había sido asesinado junto a su mujer, decidieron buscar a Fitzroy para reclamar el dirigible, pese a que ella no era la versión con quién habían hecho el trato. Al llegar al edificio de Fink, la líder revolucionaria contactó al dúo desde un teléfono para informar que eliminaría a DeWitt, pues no era más que un cabo suelto que complicaba la historia del Booker que murió.

La confrontación no se hizo esperar y Booker tuvo que enfrentarse a los Vox para llegar con Fitzroy y Fink. Al llegar vieron cómo esta mataba al empresario en un cuarto cerrado y afirmó que haría lo mismo con su hijo, a lo que Booker comenzó distraerla mientras Elizabeth se escabullía por los conductos para dar un ataque sorpresa. Daisy Fitzroy murió apuñalada por la chica, quien corrió atemorizada al dirigible mientras DeWitt trataba de alcanzarla. Mientras cambiaba el rumbo del dirigible y Elizabeth salía del cuarto trasero con el vestido de Lady Comstock, una estatua dorada comenzó a tocar una tonada y Songbird volvió a atacar. La nave terminó por ser derribada y los socios quedaron inconscientes en la cabina de control.

En busca del Profeta[]

El dúo había sobrevivido al choque, pero el dirigible había quedado inservible. Pensando en que hacer ahora, notaron como los Lutece estaban en la calle tratando de replicar la tonada que atraía al gran pájaro con un piano. Si bien llegaron tarde para detenerlos, el piano no atrajo al Songbird, pues la única forma de llamarlo era con el instrumento adecuado. Con este conocimiento a su favor, se movilizaron por las islas de Emporia y vieron como la población buscaba evacuar del distrito por la futura venida de Vox Populi, cuyos simpatizantes habían llegado a la zona. El nuevo objetivo de Booker era llegar a la casa de Comstock para acabar con todo, pero el viaje sería complicado con los 2 bandos de la guerra civil que se estaba librando. Cuando finalmente llegaron al portón de la casa, un bloqueo de seguridad biométrica les impidió el paso. Viendo que el mecanismo no reconocía la mano de Elizabeth, se les ocurrió ir al cementerio cercano para usar la mano de Lady Comstock, algo que preocupó a Booker al ver que su acompañante estaba dispuesta a cortarle la mano a su madre adoptiva.

Al llegar al cementerio, entraron al pequeño mausoleo de la difunta mujer del Profeta y se dispusieron a tomar su mano, pero Comstock los detuvo. Antes de poder hacer cualquier acción, un aparato llamado el sifón se activó y tomó control brevemente de los poderes de Elizabeth para revivir el espíritu de Lady Comstock en un espectro enfurecido con las mentalidades de otras versiones de su ser. No tuvieron más opción que perseguir al fantasma para convencerlo de permitirles el paso, lo que finalmente lograron cuando la chica pudo hablar en calma con el espectro para resolver sus diferencias. El dialogar funcionó y el fantasma abrió la puerta.

Entraron al hogar del mandamás de Columbia y buscaron como llegar a la parte alta de la mansión, ubicada en una isla aparte y conectada con un aerotransporte de carriles. Estando a punto de activar la máquina, Songbird volvió a aparecer, notando que tenía la misma grieta en el ojo que le dejaron al del primer universo cuando cayeron en la isla playa. La bestia tomó a Booker y lo lanzó contra una cúpula en lo alto de una torre, donde se disponía a matarlo cuando Elizabeth intervino para salvarle la vida al aceptar volver a su torre. Booker intentó volver a por la joven cuando de repente un nuevo desgarro se abrió. Su acompañante había desaparecido y el clima había pasado de verano a invierno. Su presentimiento de que algo no iba bien comenzó a crecer al escuchar grabaciones perdidas de Elizabeth en cautiverio y pequeños desgarros donde ella se resistía a los científicos de Comstock. Entonces Booker entendió, el último desgarro abierto lo había enviado a una dimensión en el futuro donde nunca pudo rescatar a su socia.

En aquel futuro terminó por encontrarse con una Elizabeth anciana, la perteneciente a este universo, y que en aquel mundo la visión que tuvo DeWitt de Nueva York bajo ataque se había cumplido en 1983 con la chica al mando de las tropas. Ella no podía cambiar las cosas en su realidad, pero si ayudar a Booker para que no pase lo mismo en la suya, dándole una tarjeta que le entregará a su compañera y enviándolo a la dimensión de la Elizabeth original (el mundo donde se conocieron al principio) 6 meses después del ataque de Songbird para que la rescate del laboratorio. Booker llegó a tiempo para salvarla y la liberó de los científicos del lugar apagando el sifón, lo que ocasiona un desgarro que trae un tornado a la sala. Con Elizabeth libre y el mensaje de su versión anciana entregado, ella quedó decidida a matar a Comstock, a lo que DeWitt se opuso y decidió matarlo él antes que la chica.

Revelación de las realidades[]

Elizabeth se transporta a sí misma, junto con Booker y con Songbird, a Rapture. Songbird es asesinado por la presión del fondo del océano, ya que Elizabeth lo transportó intencionalmente fuera de los edificios. Elizabeth reveló a Booker que ella podía ver y abrir los desgarros a infinitos mundos a su alrededor. Todos estos mundos eran constantes y variables, y todos ellos ramificaciones de las realidades de las decisiones de Booker. También le reveló que Comstock no estaba realmente muerto, porque en otros mundos, todavía estaba vivo.

En un intento de detenerlo para siempre, Elizabeth y Booker pasan por diferentes mundos, que revelan la verdadera historia de Booker. Booker, renuente y ansioso, pide a Elizabeth salir con él de esos desgarros y olvidarse de ellos para siempre, diciéndole que abriera un desgarro a París para ellos. Elizabeth, sin embargo, tiene la intención de revelarle la verdad.

Booker revive el momento en el que, tras la batalla de Wounded Knee, tratando de redimir sus pecados, acudió a una celebración bautismal, en la que finalmente no aceptó bautizarse, al considerar que un chapuzón en el río no podría cambiar todo lo que había hecho.

A continuación revive la pérdida de su hija, y se da cuenta de que Robert Lutece y Rosalind Lutece fueron el misterioso hombre y la mujer dentro del portal que ayudaron a Comstock a llevarse a su hija hace veinte años, y más tarde lo llevaron hasta el faro. Ahora con todos sus recuerdos de regreso, Booker se da cuenta con horror de que Elizabeth es en realidad su hija Anna.

Booker culpa a Comstock por todo lo ocurrido, y le dice a Elizabeth que necesitan entrar en un desgarro para regresar al instante en el que Comstock nació a fin de asesinarlo, evitando así que pudiera llegar a secuestrar a Anna. Accediendo a sus deseos, Elizabeth les transporta al nacimiento de Comstock. Booker descubre que dicho nacimiento se produjo en el momento en el que en otra realidad, él mismo, tras acudir a la celebración bautismal, en lugar de rechazar el bautismo, lo aceptó. Esto hizo que se convirtiera en un hombre profundamente religioso, cambiando su nombre por el de Zachary Hale Comstock.

Múltiples versiones alternativas de Elizabeth aparecen junto a la Elizabeth que le había acompañado durante toda la aventura, para revelarle esta verdad a Booker. Entonces Booker se da cuenta de que la única manera de borrar las atrocidades que cometió Comstock, y de enmendar el daño que le causó a su hija Anna (Elizabeth), es matarse a sí mismo en aquella realidad en la que aceptó bautizarse, convirtiéndose en Comstock, antes de que que dicha aceptación se produjera. Entonces varias Elizabeths ahogan a Booker, y todas las realidades en las que existía Comstock empiezan a desaparecer, junto con cada una de sus respectivas versiones de Elizabeth.

[]

"¿Anna? ¿Eres tú?"

―Booker, al entrar en la habitación de la pequeña Anna.

Booker regresa a su residencia el día 8 de octubre de 1893, el mismo día en que perdió a su hija, Anna. Booker abre la puerta de su habitación, donde observa su cuna antes de que se corte la escena. Si está o no está en la cuna se deja intencionalmente en suspenso. No obstante, dado que Elizabeth y Booker eliminaron las realidades donde existiría Comstock, no habría ninguna razón por la que Anna no estuviese con Booker ese día. Esto daría una segunda oportunidad a Booker de cuidar a su hija.

Personalidad[]

Booker es un hombre brusco y agresivo, que siente profundo remordimiento por las atrocidades y las malas acciones que ha cometido en el pasado. En conversaciones con los demás expresa profundo odio a sí mismo, señalando que sería mejor que existieran más personas como Daisy Fitzroy para erradicar a los hombres como él, e indicando a Elizabeth que no debería conocerlo  mejor ni relacionarse con él por su propio bien. Además de sus arrepentimientos del pasado, es posible que su actitud fuese generada por sus ataques involuntarios donde le sangra la nariz por intentar recordar sus verdaderos pensamientos de remordimiento. (Según Comstock en una grabación de voxáfono, dice que un oficial al mando una vez sugirió que era parte de los nativos americanos, y el comentario lo condujeron a actos excesivamente brutales de reclamar el respeto de sus compañeros, y ya que Comstock es en realidad Booker en otra realidad, en esa ocasión demostró tener una actitud agresiva).

Mientras que Booker se sorprende a menudo, y a veces se asusta por los objetos y las situaciones que ocurren en Columbia, aun así le es fácil y rápido adaptarse, por ejemplo, así como al utilizar las habilidades de Elizabeth en combate. También es perceptivo en cuanto a situaciones de peligro, a pesar de la frecuencia con la que responde a ellos -con violencia-; aunque en realidad está parcialmente en manos del jugador (en particular en las primeras etapas del juego).

Aunque inicialmente indiferente con Elizabeth, Booker comienza a sentir curiosidad y apego por ella después de entrar en la torre de Monument Island, y de manera constante se vuelve más sobreprotector con ella, a medida que avanza la historia. Cuando Elizabeth y Booker discuten sobre si ir a Nueva York o irse a París aunque él dice que tiene una deuda pendiente, Booker parece que está dispuesto a no hacerle caso, ya que cuando esta en el dirigible con Elizabeth por segunda vez, se pone en rumbo a París para Elizabeth. Está visiblemente perturbado cuando ella le pide que si su celador, Songbird, llegase a capturarla, la matará; y la persigue desesperadamente cuando Songbird logra capturarla. Durante su viaje para rescatarla, se puede notar que sufre el cuando la escucha sufrir, incluso suplicando a un teléfono que solo quería verla. En una de la muchas pantallas de carga se puede leer "Tengo una deuda con ella y si para cumplirla tengo que dejar al tipo de Nueva York (refiriéndose a su supuesto embaucador) que así sea". Cuando Elizabeth quiere matar a Comstock, aunque Booker lo encuentra innecesario matarlo, el le dijo que lo haría por ella y durante su viaje a "La mano del Profeta" Él le dice que pueden irse a Paris juntos. Cuando Elizabeth le dice que puede matar a Comstock sola y que puede irse sin ella, él le dice: "No pienso abandonarte".

¡ADVERTENCIA DE SPOILER! En última instancia, decide sacrificarse en la realidad en la que optó por bautizarse, permitiendo que Elizabeth (Anna, su hija) y las otras Elizabeth (Anna) de otras realidades lo ahoguen, evitando que Comstock llegara a existir y consecuentemente que pudiera arrebatarle a su hija y desatar todo el caos que provocó. Este hecho produjo que únicamente subsistiese la realidad en la que Booker optó por no bautizarse, permaneciendo su hija Anna junto a él.

Con aquel acto demostró su solidaridad, y su firme voluntad por enmendar las atrocidades y malas acciones que habían realizado tanto él mismo como su yo alternativo Comstock.

Curiosidades[]

  • De explorar su oficina, es posibla encontrar cigarrillos y botellas de alcohol.
  • Cuando se revela la verdad a Booker, su oficina aparece destruida, con ventanas rotas y tapadas con madera, muebles destruidos y sin cama.
  • Booker es el único protagonista de los juegos de BioShock del que se ver su cara en durante el juego: al manipular la cámara se puede ver su rostro e incluso se contempla que mueve los labios al conversar.
  • Tanto Booker como Comstock tuvieron el mismo sueño de Nueva York en llamas, solo que a diferencia de Comstock, DeWitt no lo vio como una profecía.

Galería[]

Advertisement